Challenge test Premiumlab

El objetivo principal de hacer un Challenge Test en un producto es determinar la vida útil secundaria del producto ante la contaminación de un microorganismo oportunista.

El Challenge Test es una prueba que se definió en el sector farmacéutico, y que es uno de los factores que dictamina si el producto puede comercializarse o no.

Posteriormente al sector farmacéutico, ANSES (Agence Nationale de Sécurité Sanitaire de l’alimentation, environnement et du travail) ha elaborado una guía a seguir para poder estandarizar el programa en el sector alimentario.

Actualmente, la Unión Europea se ha pronunciado, aceptando poder aplicar este test en alimentación para verificar la innocuidad de listeria monocytogenes en alimentos preparados, llamados “ready to eat”.

PREMIUMLAB ha adaptado el Challenge Test a los alimentos, con el objetivo de determinar los riesgos de contaminación intrínseca y extrínseca a lo largo de la vida de los productos “Ready to eat” y Fraccionables, y en consecuencia, su tiempo de comercialización y consumo adecuado.

Al realizarlo, sacamos al mercado productos con más información sobre cómo evolucionan frente a la contaminación microbiológica, de forma que podamos prevenir y/o evitar cualquier alerta alimentaria.

CHALLENGE TEST PREMIUMLAB: METODOLOGIA SEGURA PARA PRODUCTOS “READY TO USE EAT” Y FRACCIONABLES

PREMIUMLAB ha adaptado el método Challenge Test al sector de la alimentación, en alimentos listos para el consumo, denominados “ready to eat”, para productos fraccionables, es decir, para aquellos que no se consumen en un mismo día sino durante un periodo largo, o para todo producto que quiera ser analizado. En esta adaptación se utilizan cuatro indicadores para determinar el posible contagio de microorganismos:

Gram positivo

-Gram negativo

-Hongos

-Levaduras.

Mediante el microorganismo indicador, se elige una cepa tipificada para minimizar las variables y verificar el efecto en la matriz.

Por medio de estas variables, podemos determinar si la contaminación proviene de factores intrínsecos, es decir, si son microorganismos desarrollados la misma matriz del alimento, o factores extrínsecos, que evolucionan mediante la contaminación de manejo y/o condiciones ambientales. Al final, obtenemos un proceso estandarizado microbiológicamente donde observamos cómo evoluciona la contaminación microbiana en el producto en los días 0, 14 y 28.

Contacte ahora y pida un presupuesto sin compromiso.

Consulte las Soluciones para los estudios de VIDA ÚTIL